Por estos motivos son hechas todas las cosas arrebatadamente y turbulentamente. Y no de que-ha de-ser-informado- César a los parientes de éste tiempo es dado. <...> (I, 5, 1 ).

Se desciende a aquel extremo y último del senado decreto, adonde sino casi el el mismo de la ciudad incendio y desesperanza de la de todos salvación de los senadores por la audacia nunca antes se ha descendido: den esfuerzo los consules, pretores, tribunos de la plebe y quienes como cónsules estén junto a la ciudad, para que no algo la cosa pública de perjuicio reciba. (I, 5, 3 ).

<...> Huyen inmediatamente de la ciudad los trubunos de la plebe y se juntan a César. Éste en ese tiempo estaba en Rávena y esperaba para sus ligerísimas peticiones respuestas, si por alguna de los hombres equidad la cosa a la paz ser llevada podía.(I, 5, 5).

Cayo Julio César  Guerra Civil I, 5, 1,  I, 5, 3  y  I, 5,

 

Texto latino

  Traducción literaria

         

Inicio

Antología De Bello Civili