[III 89] César, manteniendo la formación de ocasiones anteriores había colocado la legión Décima en en el ala derecha y la Novena en  la izquierda, aunque se había visto  fuertemente mermada en los combates de Dirraquio, y añadió  la Octava de modo que casi logró una con lo que quedaba de las dos y había ordenado que sirviese de apoyo la una a la otra. Tenía dispuestas en sus filas ochenta cohortes, lo que hacía un total de veintidós mil hombres; había dejado dos cohortes como guarnición del campamento. Puso al frente del ala izquierda a Antonio, de la derecha a Publio Sila, del centro a Cneo Domicio; Él se quedó frente a Pompeyo. Percantándose a la vez  de lo que ya mencionamos y temiendo que el ala derecha se viera rodeada por la numerosa caballería, sacó de la tercera línea una cohorte por cada legión y formó con ellas una cuarta línea, que opuso a la caballería, y les dio instrucciones, recalcando  que del valor de esas cohortes dependía la victoria de aquel día. Al mismo tiempo ordenó a la tercera línea y a todo el ejército que no avanzaran sin orden suya; que él, cuando lo decidiese, daría la señal con el estandarte.

Cayo Julio César  Guerra Civil III, 89

 

    

    

 

Texto latino 

         

 

 Antología De Bello Civili

   
    Traducción literal Inicio