Aunque su realidad cotidiana no era tan heroica como se nos presenta en el cine, los gladiadiadores siguen provocándonos fascinación. El valor, la lucha a vida o muerte, la multitud de espectadores, la magnificencia del Coliseo, los rituales solemnes... evocan en nosotros un mundo sangriento pero épico del que desearíamos participar.

 

Puedes ver cómo estudiaremos este tema.

Cultura Clásica.

 

inicio