FORTUNA emperatriz del mundo
 
Oh Fortuna,
cual la luna
de condición mudable,
siempre creces, 
o decreces.
¡Vida detestable! 
Ya destruye
o restituye 
por juego el albedrío.
La pobreza
y fortaleza
deshace cual hielo frío.
Suerte brutal,
suerte banal
rueda que siempre vuelves.
Frágil condición,
vana salvación
sin cesar te disuelves. 
Disimulada
y velada
también a por mí vienes.
Indefensa
ante tu ofensa
mi espalda aquí la tienes.
La salvación,
la redención
están en contra mía.
Tu protección 
y tu traición
duran un solo día.
En esta hora
sin demora
vuestras cuerdas tocad.
Pues la suerte
abate al fuerte,
¡llorad todos, llorad!

Carmina Burana 17 

                                  

 

 

  5
 

 

 

  10
 
 

 

 

 

15

   
 

 

 

20

 

 

 

 

25

 

   
 

30

 
 

 

 
  35
   
 
   

  

Traducción literal

    

 Antología latina

 

Texto latino

Inicio