Una trompeta inundando de un asombroso sonido 
los sepulcros de la tierra
pondrá a todos ante el trono.
Pasmada estará la muerte, como la naturaleza,
cuando el hombre se levante 
a responder al que juzga.
Será expuesto el libro escrito
en que todo se contiene,
para que se juzgue al mundo.
Y cuando el juez tome asiento
lo oculto saldrá a la luz.
Nada ha de quedar impune.
¿Qué voy a decir entonces?
¿A qué intercesor rogar,
cuando ni el justo esté a salvo?

Traducción literal

    

 Antología latina

Texto latino

Inicio