Los libros sibilinos

En cierta ocasión una vieja acude ante Tarquinio el Soberbio. Llevaba nueve libros de oráculos. La vieja dice a Tarquinio : <<deseo venderte unos libros. >> Tarquinio pregunta el precio. La vieja pedía un precio desmesurado. Tarquinio se burlaba de la vieja. Entonces la vieja arroja tres libros al fuego. Luego pretendía vender a Tarquinio los seis restantes libros por el  primer precio. Pero Tarquinio reía cada vez más y decía: <<anciana, sin duda estás loca. >> Al instante, la vieja quema tres libros y de nuevo pregunta: <<no compras, Tarquinio, los tres restantes libros por el primer precio? Finalmente Tarquinio compra por el primer precio los tres restantes libros, pues contenían el conocimiento del futuro, un tesoro sin precio. Posteriormente los romanos conservaban los libros en un lugar sagrado y los llamaban Sibilinos.

 

Texto latino

Inicio

 

 

 Traducción literaria

Antología latina