III 88] César, al aproximarse al campamento de Pompeyo, advirtió que tenía sus líneas  dispuestas de esta manera. Se hallaban en el ala derecha las dos legiones entregadas por César al inicio del enfrentamiento a raíz de un decreto del Senado. Una de ellas se llamaba Primera, la otra, Tercera. Ese era el lugar que ocupaba el propio Pompeyo. Del centro se hacía cargo Escipión, con las legiones de Siria. La legión de Cilicia, unida a las cohortes de Hispania traidas, como hemos señalado, por Afranio, estaban formadas en el ala derecha. Pompeyo consideraba que eran éstas las más fuertes que tenía. Había distribuido las demás entre el centro y las alas y había completado ciento diez cohortes. Esto hacía un total de cuarenta y cinco mil hombres, unos dos milllares de reenganchados, de entre licenciados con beneficios de antiguos ejércitos suyos que ahora se habían presentado ante él; a éstos los había repartido por toda la formación. Como guarnición del campamento y de las fortalezas cercanas había dispuesto otras siete cohortes. Un río de escarpadas orillas protegía su ala derecha, motivo por el cual había colocado a la caballería completa y a todos los honderos y  arqueros en el ala izquierda.

Cayo Julio César  Guerra Civil III, 88

Texto latino  

        

Antología De Bello Civili

 

Traducción literal

Inicio